Columnista Invitada, Lorena Torres*

Mientras debatimos si la llegada de Open RAN constituye una evolución natural de las redes de telecomunicaciones, un camino ya recorrido por la industria de tecnologías de información (TI), o una total disrupción de las soluciones de radio acceso móvil, algunos operadores en América Latina parecen ir con cautela y han enfocado recursos en conocer y evaluar este nuevo ecosistema.

Si bien Open RAN trata sobre la implementación de redes de radio acceso móvil con las interfaces totalmente abiertas y estandarizadas, con una arquitectura más modular y haciendo uso de componentes de red basados en software operando sobre un hardware genérico, sobresale también por ser un ambicioso movimiento que involucra aspectos claves en la automatización y operación eficiente de las redes móviles, la virtualización, la flexibilidad en el despliegue y la innovación continua.

No obstante, el foco de atención en América Latina está puesto en la expectativa de reducción en los costos de la infraestructura que estas características generarían, aunado con una mayor diversificación de la cadena de suministro y economías de escala.

El despliegue más significativo, por su tamaño y el impacto positivo en la reducción de la brecha digital, sigue siendo la iniciativa Internet para Todos, Operador de Infraestructura Móvil Rural – OIMR en Perú, que ha desplegado cientos de estaciones base rurales del fabricante Parallel Wireless como parte de su estrategia de brindar servicios móviles 3G y 4G a nivel mayorista en localidades apartadas con baja densidad poblacional de manera autosostenible.

Por su parte, Telefónica Colombia, además de pruebas piloto realizadas en los últimos dos años, presentó un proyecto para brindar servicios de Internet a través de cobertura 4G Open RAN en localidades rurales y áreas periurbanas en el marco del SandBox Regulatorio (Resolución CRC 5980 de 2020) que adelanta la Comisión de Regulación de Comunicaciones de Colombia (CRC) y que fue una de las tres iniciativas que pasaron a la etapa de experimentación (de un total de 23 inicialmente presentadas en la convocatoria). Esta visión de Open RAN inicialmente para zonas rurales también es compartida por Millicom Colombia, que se propone cumplir con parte de las obligaciones de cobertura derivadas de la subasta de espectro en la banda de 700 MHz de 2019 haciendo uso de equipos Parallel Wireless.

Quizá la prueba de concepto que tiene en marcha Telefónica Argentina con 14 estaciones base 4G Open RAN de distintos proveedores de infraestructura en la provincia de Chubut pone sobre la mesa un mayor desafío para evaluar la eficiencia de Open RAN bajo una arquitectura centralizada y en ambientes urbanos. Además, de ser un potenciador de la virtualización de funciones de red y la computación de borde.

No obstante, no se discute que la demanda de tráfico creciente, con un consumo promedio por usuario que puede quintuplicarse en los próximos seis años, llegando a 30 Gigabytes (GB) por mes según estimaciones de Ericsson para América Latina, y la meta de lograr niveles de asequibilidad por debajo del 2% de la renta nacional bruta per cápita, conforme recomendación de la Comisión de la Banda Ancha, exige adoptar medidas efectivas para una reducción del costo promedio por GB asociado al uso de la infraestructura y tener redes flexibles para adaptarse a diferentes modelos de negocios, incluyendo esquemas mayoristas y soluciones enfocadas en industrias verticales.

Hasta el momento, las principales conclusiones de estas pruebas y despliegues en América Latina se centran en destacar la facilidad de instalación física de los equipos y la confianza en lograr un desempeño en los servicios similar a las soluciones heredadas, el rol del integrador aún se está madurando y la evolución de casos de referencia internacionales como Rakuten en Japón, Drillisch en Alemania y DISH en Estados Unidos son observados con detenimiento.

El ahorro de 40% en el CAPEX y 30% en el OPEX que declara Rakuten Symphony, se enmarca en una arquitectura totalmente virtualizada y centralizada, con las Unidades Distribuidas (DU por sus siglas en inglés) ubicadas en Data Centers de borde y las Unidades Centralizadas (CU por sus siglas en inglés) en Centros de Datos Regionales, conectados con redes de fibra óptica necesarias para cumplir con las exigencias en latencia requeridas para el funcionamiento de los enlaces de Fronthaul y Midhaul; un tema que no es menor cuando vemos la cobertura y costo de este tipo de redes en América Latina. Esto sin dejar de lado la importancia del costo de los prestadores de servicios públicospara atender los mayores requerimientos de Centros de Datos.

Las redes de transporte nacional requeridas para conectar las estaciones base con los controladores y el núcleo de la red no solo representan entre el 36% y 50% de los costos operativos asociados con la red móvil, sino que pueden ser una barrera para la implementación de esquemas centralizados, los cuales promueven una mayor eficiencia en los recursos, especialmente de las capacidades de procesamiento de los servidores comunes usados para correr las funciones de red en soluciones Open RAN, además de la necesidad de un menor equipamiento en los sitios de radio acceso. Es así como, adicional a la expansión de redes cableadas de fibra óptica, tecnologías inalámbricas como comunicaciones ópticas de espacio libre (FSO por sus siglas en inglés), el uso de 5G como xhaul y los enlaces de radio en banda E y V pueden abrir nuevas posibilidades para lograr una mejor infraestructura que soporte estas nuevas arquitecturas.

Ahora bien, el ahorro en costos o TCO por GB cursado en una red móvil en un escenario de despliegue Open RAN virtualizado no solo depende de las condiciones de cada país o región, sino que también de las características propias del operador en cuanto a tenencia de espectro y tamaño del despliegue.

A modo de ejemplo, un estudio realizado por BlueNote Management Consulting en el cual se estima el costo promedio por GB cursado sobre redes móviles 4G y 5G ante diferentes modelos de despliegue, mostraría que un operador entrante con arquitectura centralizada Open RAN y elementos de red virtualizados que cuente solo con la tercera parte del espectro asignado a los operadores incumbentes y un menor despliegue tendría un costo de red por GB entre 1,6 y 2,4 veces mayor. Esto no es algo nuevo, está claramente identificada la relevancia del espectro en la estructura de costos de una red móvil, especialmente en 4G y 5G que requieren de mayores anchos de banda.

Un último punto por resaltar tiene que ver con los marcos regulatorios nacionales, especialmente los relacionados con reglamentos de calidad de servicios. En algunos casos, donde se observa un alto nivel de especificidad, deberían ser revisados para asegurar que no limiten la llegada de nuevos proveedores de tecnología y, particularmente, nuevos modelos de despliegue.

Los ejercicios de SandBox Regulatorio se destacan como una buena práctica para responder a ello. Así mismo, las iniciativas conjuntas de la industria, la academia y el sector público son indispensable para alinear esfuerzos, favorecer un desarrollo sostenible del ecosistema e identificar y solucionar oportunamente barreras. Por ahora, Brasil dio el primer paso con la conformación del OpenRAN Do Brasil, una alianza conformada por CPqD (centro estatal de I+D de Brasil), Cisco, Qualcomm, IBM, NEC, Nokia y Trópico, para promover un ecosistema de innovación, competitivo y seguro a través de Open RAN e impulsar la cadena de valor de los servicios de software y hardware.

Es así como, en América Latina, aunque el por qué y para qué de Open RAN pareciera tener una primera definición, aún no está claro cuando se contaría con las condiciones propicias para un real aprovechamiento de estas soluciones.

Lorena Torres cuenta con más de 16 años de experiencia en el sector de las tecnologías de información y comunicaciones (TIC) de América Latina y el Caribe. En la actualidad se desempeña como consultora para Blue Note Management Consulting. Su cuenta de Twitter es @Lorena_Tolop.

*Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión oficial de este blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Perfiles en Redes Sociales
Cerrar