José F. Otero

He tenido la fortuna de vivir en distintos lugares y aprender de cada uno lecciones que me acompañarán toda la vida. Ya sea caminando a través de la nieve para ir a una oficina a trabajar o sentado en un café frente al Rio de la Plata trabajando en los temas que me han ocupado por más de dos décadas: el desarrollo de las telecomunicaciones en América Latina y el Caribe.

Durante este viaje, he tenido la fortuna de visitar lugares que por años solo existían en fotografías. Pero la verdadera fortuna en estos primeros veinte años son las personas que han llegado de una forma u otra a mi vida. Entre ellas mi esposa, mi hija y la familia escogida que son los amigos.

Claro que el camino ha tenido muchas paradas. Algunas fueron académicas para continuar aprendiendo de política, filosofía, economía o literatura. Otras laborales para desarrollar estrategias de telecomunicaciones para gobiernos o empresas. También hubo paradas para respirar un poco, mirar hacia adelante y proseguir. Aunque siempre en la memoria lleve latente ese Caribe que no se conoce en folletos, hablo del otro, el de la magia, música y corta memoria.

Es por estas razones que escribo este blog. Para poder expresarme sobre asuntos digitales, tangibles y etéreos que me preocupan. En estas hojas digitales escribiré de política, tecnología y deportes hasta educación y derechos humanos. No espero que te interesen todos los temas, sólo pido que en aquellos que no concuerdes me lo digas. Escribo para desahogarme pero también para aprender.

José Felipe Otero

Leave a Reply

Theme by Anders Norén